Seleccionar página

La autoestima es aquello que nos permite afrontar de una manera u otra las responsabilidades y vicisitudes vitales. Una baja autoestima conlleva una personalidad plagada de miedos e indecisión, mientras que la persona que cuenta con una autoestima alta podrá, sin duda, afrontar con mayor solvencia los problemas que la existencia le ponga delante.

No obstante, la autoestima no es algo fijo, sino que varía: hay épocas en las que nuestra autoestima está más alta o más baja, pero es cierto que hay personas que siempre parten de una autoestima muy baja.

Si eres una persona con baja autoestima, con los consejos que te daremos a continuación tu forma de ver las cosas cambiará para siempre. Una persona con poca autoestima siempre le cuesta el doble alcanzar sus objetivos, si es que en algún momento llega a cumplirlos.

La mente de alguien con poca autoestima está programada para esperar el fracaso en todo lo que hace. Y como si esto no fuera poco, la baja autoestima está ligada a alguien que ve la vida desde el punto negativo y con poca confianza.

Las consecuencias de la baja autoestima:

consecuencias baja autoestima

1. Malos tratos con los demás.

Las personas con baja moral ineludiblemente se sienten inferiores. Por este motivo, necesitan maltratar a los demás, para de esta forma sentirse superiores. Es por ello que en las relaciones de pareja, las personas celosas suelen ser individuos con poca autoestima.

Esta actitud con el tiempo hace que el individuo termine en la más profunda soledad.

2. Miedo a los cambios.

El miedo a no cumplir con las expectativas generadas por los cambios hacen que una persona no quiera modificar nada del entorno que ya conoce y se siente cómodo. En otras palabras, son personas conformistas con falta de motivación.

3. Timidez.

Miedo a quedar mal con los demás debido a una gran inseguridad.

Así que si tú te ves reflejado con alguna de las  descripciones anteriores, no te asustes, ya que al reconocerlo diste el primer paso para salir de esta situación.

La energía que transmites al momento de realizar tus actividades se contagia con el resto. Por ejemplo, si estás trabajando en grupo y tienes un enfoque negativo respecto a que no van a lograr el objetivo, esto impactará negativamente en el ambiente. Ahora si estás en el mismo grupo pero transmites buena energía, tu grupo se contagiará, lograrán los objetivos y además el realizar el proyecto fue más llevadero porque lo encaraste de otra forma.

La forma en la que encaras las cosas que tienes que hacer impactan de forma directa sobre la experiencia y resultados que las mismas generen.

Por ello, presentamos una serie de técnicas y de consejos para subir la autoestima, sin prejuicio de que, quien ya se encuentre en un estado de optimismo, los pueda usar para seguir mejorando el propio concepto que cada uno tiene de sí mismo.

Como tener buena autoestima en 10 pasos

buena autoestima

Stop a las críticas.

Deja de tener esa actitud tan autocrítica contigo mismo. Las críticas son positivas siempre que se realicen con ánimo constructivo, pero las destructivas pueden ser terribles para la autoestima. Eres una persona maravillosa, tras esos oscuros pensamientos que pueblan tu mente. Si piensas que esto no está dirigido a ti, desengáñate: sí que lo está. Tienes virtudes y defectos, pero has de aprender a amarte tal y como eres, aceptándote. Con ello, tu autoestima crecerá por momentos.

No al miedo.

¿Tiendes a imaginar que el peor de los resultados cuando tratas un problema? ¿Siempre ves el lado negativo? Si eres una persona responsable, elige cómo pensar y cómo tratar los problemas: siempre en positivo. No puedes culpar a nadie de tu manera de pensar (tan negativa), así que adopta una actitud positiva ante lo que te ocurra o pueda ocurrir. Al final, las cosas no son tan graves como puede proyectar tu mente.

Amabilidad, cariño y paciencia…pero contigo mismo.

Eres un ser humano, y ello implica que, en ocasiones, cometes errores. Cometer errores no sólo es humano, sino necesario para el aprendizaje. No seas tan duro contigo mismo, las equivocaciones son naturales en la vida. Acepta que estos fallos son parte de la vida, corrige siempre que puedas las malas actitudes y errores y no te culpes.

Elógiate cuando hagas algo bien.

Siguiendo con lo anterior, cuando emprendas una nueva experiencia o actividad, elogia este hecho, el tener valor para hacerlo. Hazlo siempre que tengas una nueva iniciativa: la constancia favorecerá tu autoestima.

Pide ayuda cuando la necesites.

No seas individualista, no estás solo. Si intentas hacerlo todo tú, sólo y sin ayuda, te agotarás y muchas veces no podrás lograr tu objetivo, lo que te causará frustración. Pide ayuda si la necesitas.

Quiérete, incluso con los rasgos que menos te agradan de ti mismo.

quererse a uno mismoQuien más, quien menos, ha hecho elecciones negativas en la vida. Castigarnos por ello no es algo positivo: al contrario, acepta estas elecciones, sino, acabarás perpetuándolas y volviéndolas a hacer.
Valórate por lo que eres y no por lo que tienes.

Quítate ese pensamiento de que para ser mejor persona necesitas de una pareja y bienes materiales, porque si en algún llegas a tenerlos no sabrás que hacer con ello.

Cuídate físicamente.

La mente y el cuerpo está íntimamente relacionados, y la autoestima muchas veces tiene que ver con el físico. Cuídate, pero sin obsesiones.

Evita los pensamientos autodestructivos.

No te desvalores ni te faltes el respeto a ti mismo. Si no te respetas a tí mismo no podrás mejorar tu autoestima.

Afirmaciones positivas

eliges qué pensar, así que practica las afirmaciones positivas. Estas afirmaciones reprograman la mente hacia pensamientos positivos y productivos. La autoestima aumenta por momentos cuando decidimos pensar en positivo.

Conócete y Acéptate

confianza en uno mismoSigue todo lo anterior, pero el primer paso es aceptarte a ti mismo, en este preciso momento. Posteriormente lo harán los demás, y podrás pulir tu mente con pensamientos beneficiosos. Pero el primer movimiento se hace en este preciso instante

Conocerte a ti mismo es importante para que sepas quién eres realmente y qué quieres hacer con tu vida. Y aceptarte es fundamental para que vivas con seguridad y te sientas bien contigo mismo. Si no te aceptas cómo eres sólo te concentrarás en tus defectos en lugar de corregirlos.

Más consejos para aumentar la autoestima

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de compartir! 🙂

– Categoría: Salud > Autoayuda

Como tener

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…