Seleccionar página

Éste post está especialmente estructurado para ti. El amor propio es uno de los sentimientos que una persona no puede permitir perder ya que para amar a los demás debemos amarnos nosotros mismos y esa es la fórmula de la felicidad.

Amate más que a cualquier persona en este mundo, piensa en ti de la manera que te gustaría que los demás lo hicieran, quiérete como quisieras que los demás lo hicieran. El amor propio comienza desde dentro y permanece allí hasta que tú decidas volver a buscarlo. Te ayudaré a reencontrar tu amor propio.

Conocimientos preliminares para la reconquista de tu amor propio

Quiero que tengas suficientemente claro que el amor hacia ti mismo funciona como un muro de contención del sufrimiento emocional, y aunque suene egoísta querernos a nosotros mismos, es un deber que tenemos cada uno de nosotros.

Autoestima:

buena autoestimaPara iniciar el camino del amor propio debes elevar a un nivel bien alto tu autoestima, para ello ama lo esencial de ti, ama tus virtudes e intenta aceptar con amor tus defectos y convéncete de que serás cada vez mejor.

Con esto no nos referimos al nivel del narcisismo ni el ego exagerado, sino a reconocer tus virtudes y tus destrezas sin miedo ni vergüenza. Es de aquí de donde parten los demás conceptos.

Aceptación

Para alcanzar el amor propio tienes que aceptar tus necesidades, aceptarte tal como eres, aceptar tus gustos, tus errores, tus fracasos, tus faltas de suerte, aceptar todo lo negativo que puedas ver en tu vida para que se transforme de negativo a positivo y hacer de tu vida días de entera felicidad, acéptate.

Honestidad

Muéstrate tal como eres, sin restricciones, eres único en el mundo y eso está bien, irradia a los demás de tu particularidad. Demostrar al exterior tu fuerza interna te permitirá sentirte libre y dejar de hacerte ataduras psicológicas con el “¿qué dirán?” “¿Qué pensarán de mí?” “¿será que al actuar así podré agradarles?”.

Sé quién realmente eres, se honesto contigo y sentirás una libertad interna que solo te llevará al amor propio definitivo, en el que va a importar más tu bienestar que el de las personas que no te quieran y aceptes tal cual y como eres.

Pasos para lograr redescubrir tu amor propio

A continuación, algunos pasos que te darán el impulso necesario para lograr amarte a sí mismo de la manera más natural que existe. Si esta fuerte en cómo emprender este camino de exploración, sigue estos pasos:

#1 Abre tu mentalidad al mundo y libérate

Generalmente nos encontramos viviendo dentro de una pequeña burbuja amoldada a nuestro modo de ser y ver las cosas, esta burbuja es un encierro del que nos es imposible salir.

Aunque esta burbuja tiende a protegernos, al mismo tiempo nos crea limitaciones para lograr vivir nuevas aventuras. En ocasiones, todo esto nos imposibilita conectar con nuevas personas que podrían ser buenas amistades y descubrir aficiones que podrían apasionarnos

#2 Apasiónate

apasionador

Al abrirte al mundo y liberarte internamente experimentas cosas nuevas, busca en ellas tu pasión, sea hacer ejercicio al aire libre, cantar, bailar. Encuentra alguna actividad que te apasione.

#3 Agradece más a la vida y quéjate menos

Para cautivar ese amor propio es necesario cambiar de actitud y dejar de lado el victimismo, esto es vital para alcanzar el objetivo. En ocasiones, nos vemos sumergidos en ese pozo de quejas e inconformismo que no nos dejan prosperar porque en vez de actuar y hacer las cambiar las cosas, simplemente nos lamentamos y nos excusamos en eso.

#4 Entiende la importancia del amor propio

Amarte a ti mismo supone, esencialmente, dejar de lado todas las apariencias y todas las influencias externas que pueden estar dándole dirección a tu forma de ser y actuar.

Amarte a ti mismo también envuelve que es tu responsabilidad tomar las riendas de tu vida y así evitar verla pasar ante nuestros ojos como si no valiese o no significase nada.

Aunque parezca difícil llegar a sentir amor propio, no lo es, tanto solo que  estamos acostumbrados a menospreciar lo que hacemos y venerar lo que hacen los demás, resultando en ciertos casos, halagos por pena, educación, cortesía o respeto al prójimo.

Entiende que tú también mereces halagos de parte tuya porque lo que haces también es hermoso y valioso, no esperes nada de las demás personas, tus comentarios y tus valoraciones de ti mismo son más relevantes y brindan bienestar emocional… Felicidad.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…