sufrir bullying

La autoestima es una de las cosas que complementan o mantienen nuestra estabilidad emocional y aún más cuando en algunas ocasiones podemos sufrir de acoso o rechazo de algunas personas que buscan lastimarnos o fastidiarnos para divertirse con ello. Por lo tanto, poder superar o ignorar este acoso es una de las tareas más difíciles y más cuando atravesamos en una etapa de nuestra vida muy frágil como lo es la adolescencia, en la cual experimentamos muchos cambios hormonales que hacen que seamos muchos más vulnerables a las emociones, lo cual dificulta mucho poder enfrentar a estas personas que nos acosan por nuestro físico o por nuestra personalidad lastimándonos mucho, por lo que es necesario fortalecernos y enfrentar a estos agresores.

Las personas a veces pueden ser muy crueles y llegan a acosar o lastimar tanto a una persona que, en ocasiones pueden llevar a las personas acosadas a atentar con su propia vida, ya que vuelven la vida de estas personas, un completo infierno y mucho más cuando vivimos en un mundo donde los estereotipos hacen que las personas que lucen diferentes a estos estándares de belleza sean acosados por ello, lastimando física y emocionalmente a estas personas, por lo que es preciso fortalecernos emocionalmente para aceptarnos a nosotros mismo tal y como somos y no permitir que nadie nos juzgue por nuestro aspecto físico o por nuestra forma de pensar.

¿Cómo puedo tener la autoestima alta?

Algunas recomendaciones para mantener nuestra autoestima alta cuando somos acosados son las siguientes:

  • Aceptarnos tal y como somos: La auto-aceptación es el primer paso para tener una fuerte y sólida estabilidad emocional, ya que si somos personas que nos aceptamos tal y como somos, seremos capaces de enfrentar los acosos o las discrepancias de los demás en cuanto a nuestra personalidad y seremos capaces de enfrentarlos y no permitir que nos sigan acosando, ya que la mayoría de las veces este acoso se sigue produciendo en gran medida porque nosotros mismos no somos capaces de enfrentar al agresor y detenerlo.
  • No tratar de cambiar para ser aceptados: La mayor virtud que puede tener una persona es su personalidad y mostrarse al mundo tal y como es, defendiendo siempre nuestro punto de vista y respetando las opiniones de los demás, de esa manera, los demás aprenderán a aceptarnos, ya que contrario a los estándares, la felicidad plena llega a nuestras vidas cuando somos capaces de vivir en función a nosotros y no en función de los demás, ya que de esa manera aprenderemos a ser felices sin necesitar la aceptación de nadie más.
  • Enfrentar a nuestros acosadores dejándoles claro que no nos interesan sus opiniones: Muchas veces, nosotros tenemos el poder de detener estos ataques sólo con enfrentar o ignorar a quienes intentan hacernos sentir mal por nuestro aspecto físico o por nuestra personalidad, ya que si lo hacemos estos agresores perderán influencia sobre nosotros. Recuerda que cada persona es única y de algún modo especial es hermosa de alguna manera, así que es importante querernos a nosotros mismos y ser felices tal y como somos.